Seguidores

viernes, 11 de septiembre de 2015

Regalo para Joss! ^^

¡Hola! ^^

Como prometí, aquí está el regalo de Joss que es un relato, como siempre uwu Es un poco corto pero es que no sabía cómo hacerlo más largo -.- Espero que te guste ^^

La decisión

En aquel momento tu cabeza daba vueltas y no te atrevías a articular palabra. Él te miraba con decisión y temor a la vez, tenía miedo de que vuestra relación cambiara. Ante la duda que tenías, te marchaste corriendo dejando a Gazelle en ascuas mientras te llamaba en vano.

Llegaste al albergue y te fuiste a tu habitación sin saludar a nadie. Allí tendrías tiempo para pensar lo que acababa de suceder: Gazelle te había citado en un parque cercano y se te había declarado. Y ahora que lo pensabas mejor, encontrabas con más lógica el extraño comportamiento que había tenido últimamente contigo.

-No puede ser... -susurraste tumbada en la cama, mirando hacia el techo.

Con mucho gusto hubieras aceptado la proposición de Gazelle si no hubiese sido porque a ti te gustaba otro, y se te había declarado el día anterior. Empezaste a reordenar tus pensamientos y sentimientos.

Gazelle te gustaba bastante ya que sentías mucha debilidad por los chicos fríos pero también te gustaba muchísimo él. Desde el primer día en que lo viste, tu corazón dio un vuelco. Sí, se podría decir que te enamoraste a primera vista... ¡y también le pasó lo mismo a él! Cuando se te declaro, te sentiste la chica más feliz del mundo. La sorpresa inicial provocó que no pudieras responderle lo mismo, así que él decidió dejar que te tomaras tu tiempo mientras plantaba un dulce beso en tu frente. Con el recuerdo de aquel beso en tu mente, te quedaste dormida.

Te despertaste cuando ya era de noche y bajaste a cenar algo. Las chicas ya habían cenado y estaban entreteniéndose en el salón y no se dieron cuenta de tu presencia al pasar por su lado. Mientras comías unas cuantas galletas acompañadas de un vaso de leche fresca, viste una sombra rondar por el albergue. Decidiste salir afuera para ver qué sucedía. Llegaste hasta el campo de fútbol, donde unos momentos antes viste la sombra.

-¿Hay alguien ahí? -preguntaste con la voz un poco temblorosa.

-Ah, si estás aquí...

Y al momento de escuchar su voz, te giraste instintivamente para verle la cara al desconocido. Te sorprendiste bastante al ver quién era y por dentro te alegraste que fuera él.

-Hola, ¿cómo estás? -saludó con una sonrisa.

-Bien. ¿Qué estás haciendo aquí a estas horas?

-Nada, sólo.... quería verte -respondió mientras se acercaba a ti.

-¿Verme? -dijiste con una sonrisa- ¿Para qué?

-Sólo para verte -dijo mirándote a los ojos-. ¿Has pensado sobre lo de ayer?

-Sí, pero...                       

-No hace falta que respondas ahora. Tómate tu tiempo... -y se acercó a ti y te susurró al oído-: Te quiero...

-Creo que será mejor que vuelvas a tu albergue… -dijiste mientras le empujabas levemente- Ya es tarde...

-Como quieras... -respondió acariciándote el pelo- Nos vemos mañana...

Viste cómo se alejaba y se confundía con la oscuridad de la noche. Aquella pequeña conversación te había hecho muy feliz y no podías dejar de sonreír. Ese chico hacía que tu corazón radiara felicidad. Sí, ya lo tenías decidido. Era él con quien querías estar.

A la mañana siguiente todo transcurrió con normalidad y por la tarde fuisteis a visitar al Inazuma Japón. Muchos estaban en el albergue descansando y otros hacían otras cosas en sus habitaciones o por Liocott. Le buscaste pero no lo encontrabas por ninguna parte, luego te enteraste de que había ido a comprar.

Mientras te dirigías al baño, viste a Gazelle. Te paraste en seco y diste media vuelta para alejarte de él.

-¡Espera…! -gritó él mientras te agarraba de la muñeca- Quiero hablar contigo…

-Ya, pues yo no -respondiste secamente.

-Es sobre lo de ayer...

-Te digo que no quiero hablar... -y te liberaste de su mano.

-Siento... siento haberte dicho eso de golpe pero es que... estaba un poco nervioso y... -argumentó mientras volvía a ponerse nervioso.

-No pasa nada.

-No, sí que pasa. Sé que te gusta otro y que ayer me declaré sin pensármelo dos veces pero es que... Tú me gustas mucho, cada vez que estoy a tu lado y sonríes mi corazón late como nunca lo había hecho antes. No estoy acostumbrado a este tipo de emociones y mira cómo estoy: diciéndote lo mucho que te quiero mientras por dentro estoy que me muero y hecho un manojo de nervios…

Aquella fugaz declaración te dejó sin palabras. Nunca nadie había sido tan sincero contigo y no sabías ni cómo actuar ni qué decir. El chico no pudo aguantar más y te cogió de la cintura mientras besaba tus labios. Querías separarte de él pero tu cuerpo no te hacía caso y tu corazón latía a mil.  El beso sólo duró unos cuantos segundos, pero bastó como para que te trastocara bastante. Al separarte de Gazelle, viste por el rabillo del ojo a él, que lo había visto todo.

-¡¡¡Nathan!!! -gritaste saliendo detrás de él.

Pero él hizo caso omiso y se alejó de vosotros corriendo. Tú le seguías mientras le llamabas pero él seguía intentando huir de ti. Al final se giró cansado de tus llamadas y tronó:

-¡¿Qué quieres?!

-¡Nathan, no es lo que tú piensas…! -intentaste decir pero él te cortó enseguida.

-¿Que no es lo que yo pienso? -empezó a gritar- ¿Y qué crees que voy a pensar si veo a la chica que me gusta besándose con otro? Ahora entiendo por qué no querías contestarme.

-¡Deja que te lo explique, por favor…!

-¡No hay nada que explicar! ¡Ya me ha quedado todo muy claro! -Y antes de marcharse le dijo-: ¡No quiero volver a verte nunca más! ¡Te odio!

Aquellas dos últimas palabras te devastaron por dentro. Volviste al albergue y al ver a todas tus amigas preguntándote qué te pasaba, te deshiciste en lágrimas. Lloraste como nunca lo habías hecho. Nathan ni siquiera te había dejado ni la más mínima oportunidad de explicarte. Le habías perdido. Le habías perdido para siempre por haber dudado. Por aquella mínima duda. Y no pudiste evitar echarle la culpa a Gazelle.

Había pasado ya una semana y Nathan no te había vuelto a dirigir la palabra, ni siquiera se dignaba a mirarte. Te había repudiado completamente, no existías para él. Y eso te hacía considerarte un ser horrible, no digna de ser amada. Aquella semana tu estado de ánimo cambió considerablemente. No reías, ni estabas alegre, ni contenta, no tenías ninguna motivación…

-¡Se acabó! ¡Iré a hablar con Nathan ahora mismo! -anunció Annie mientras se levantaba de la mesa  del bar.

-¡No! No hace falta que te vayas, no tiene importancia… -dijiste sin ánimo.

-¡Pues claro que la tiene! ¡No puedes seguir de esa manera! -replicó la morena.

-Al menos Nathan debería saber la verdad -dijo Guille.

-Es igual, ya me da todo igual… No tengo ganas de seguir hablando, me voy al albergue… -y te fuiste.

Caminabas lentamente, observando a todo el mundo sin ganas, con la mirada perdida. Sin darte cuenta, habías caminado hasta la otra punta de Liocott y el albergue estaba al otro lado de la isla. Pero no le diste importancia. Seguiste caminando mientras rodeabas toda la isla con el sol poniéndose por el horizonte. Cuando estabas a punto de entrar a tu albergue, alguien te llamó por tu nombre.

-¡Joss! -cosa que hizo que te giraras al momento.

Abriste los ojos como platos y te quedaste ahí, inmóvil. Nunca pensaste que estaría ahí después de lo que te dijo.

-¿Qué… qué haces aquí… Nathan? -preguntaste sin poder creértelo.

Nathan fue directo hacia ti sin mediar palabra. Pasó sus brazos por debajo de tus brazos, posó sus manos en tu espalda y de un leve empujón, te trajo hasta él mientras juntaba vuestros labios. Luego, te abrazó.

-Lo siento mucho -susurró sin dejar de abrazarte.

-Na-Nathan…

-Joss, perdóname -comenzó a decir mientras se alejaba de ti y te acariciaba el pelo-. He sido un estúpido al comportarme así contigo la última semana. No me daba cuenta de que te estaba haciendo daño. Pero es que cuando vi que estabas besando a Gazelle, todo se vino abajo. Me dolía perderte, por eso dije lo que dije…

-Pero… ¿y este cambio?

-Gazelle me contó lo sucedido. Él no podía verte sufrir por su culpa y me lo contó todo -explicó arrepentido-. Mira, si decides no perdonarme, lo entenderé y…

-Ssshhh… -susurraste mientras le abrazabas y besabas- No pasa nada. Tan sólo ha sido un malentendido. No hay nada qué perdonar.

Él sonrió y te abrazó fuertemente. No quería separarse más de ti. Quería estar contigo siempre, sin nada que os pudiera separar. Te susurró un “te quiero” al oído y sonreíste. Le contestaste lo mismo y os besasteis. Un beso que sellaba vuestro amor bajo aquella apuesta de sol con nubes blancas con tonos rojizos y anaranjados. Un paisaje perfecto para el nacimiento de un nuevo amor…

Bueno y hasta ahí el regalo ^^ Espero que te haya gustado ^^ Y ya has visto con quién te he puesto ya que en la historia te lo pillaron xD

Besos y hasta la próxima!

10 comentarios:

  1. KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!! Me da igual que sea de Joss, ¡ME HA ENCANTADO! *-* smskdanvjn me lo he imaginado y todo u.u
    Ayyyy qué monada!!! Espero seguir leyendo tus relatos SIEMPRE (ok, siempre no xD) pero por mucho, mucho tiempo ^^
    (Espero que Joss esté tan emocionada como yo cuando me diste mi regalo, me puse demasiado fangirl).
    Un besazo enoooooormus xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre qué pulmones xD Me alegra de que te haya gustado mucho ^^ Jajaja, claro con Nathan de por medio normal ;P
      Pues espero seguir escribiendo más relatos por mucho tiempo para que podáis leerlos ^^
      Jajaja, seguro que fangirleaste mucho con tu Paolo xD
      Un besazoooooo igual de grande ^^

      Eliminar
  2. Lo leí de ayer y casi me muero de amooor!! A Joss le gusta Nathan? Por qué a todo el mundo le gusta Nathan?? VIVA EL CHICO QUE ME GUSTA!!
    Beshos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja me alegro de que te gustara *^* Claro!! :D Ni idea pero a mí también me gusta ^////^ xD
      Besazos onee-chan!

      Eliminar
  3. *O*
    OH POR DIOOOOOOOS!!!
    LO AMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE y Otras mil E

    Hoy es el día de descanso mas feliz de mi vida
    Muchas gracias TwT
    ME RECONTRAENCANTOOO
    Nathan es muy JKXNSKHFDSH Y Gazelle es tan JHSDNKRHGFJ *-*
    Jejejejeje
    BESOOOOOOOOOOOOOOOS!!!!! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME ALEGRO DE QUE TE HAYA GUSTADO JOSSS!!! *llora de alegría* De nada ^^ Es que los dos son muy aksjdhsdkjlgfskghf *^*
      BESOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS para ti también ^^

      Eliminar
  4. Ay, que lindo...!!!! *o* Te ha quedado genial!! ^-^ Pobre Joss, teniendo que escoger entre dos y, cuando escoge, todo se va al garete u.u Pero al final todo se arregló!! ^-^ Eso sí, pobre Gazelle!! Quedándose solito y forever alone TT^TT No te preocupes, que los hentais te encontrarán pareja xD

    Nos vemos!! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro de que te haya gustado ^^ Ya, la verdad es que ha sido una putada pero al final todo se ha arreglado ^^ No te preocupes Gazelle!! Annie-chan está aquí para darte mimitos uwu
      Besos!

      Eliminar
  5. Felicidades Joss!!!

    Bonita historia<3

    ResponderEliminar

Hola! ^^ Soy Annie-chan la autora de este blog. Aquí unas reglas:
- Intentaré responder a todos los comentarios
- Cada vez que comentes, morirá un ANTIOTAKU (mueereeee!!!! Jejjeje esto lo he sacado de Tris, mi onee-chan ^^ ¡menuda imaginación tienes! Me encantaaaa *-*)
- Nada de comentarios ofensivos, sino los borraré
- Nada de spam, a menos que quieras dejar tu blog

Gracias por vuestra colaboración..... y por vuestros comentarios/opinión ^_^